Cultura y etiqueta

Cultura y etiqueta

Sudamérica es un continente muy extenso y es difícil generalizar sobre cómo vestirse o comportarse; en última instancia, usted debe tratar de comportarse de manera discreta y vestirse modestamente si no es en la playa.

Consejos culturales
La gente suele dar la mano al ser presentada y las mujeres generalmente besan a sus conocidos en una o dos mejillas (dependiendo del país), aunque puedes diferir el apretón de manos si lo prefieres. Es común desear a la gente que se encuentra en la calle “buenos días” (“bom dia” en Brasil) o “buenas tardes” (“boa tarde” en Brasil). La cortesía es una forma de vida en América del Sur, y siempre se intercambian cumplidos antes de llegar a cualquier tipo de negocio. Vístase con respeto en los edificios oficiales o religiosos.
Recuerde que en la mayoría de los países de América del Sur, los habitantes tienen una actitud laxa con respecto al tiempo, así que espere que la gente llegue tarde a las situaciones sociales y no se moleste si lo hace.
Las propinas son generalmente comunes en restaurantes y cafés, pero son más bajas que las normas en Europa y los Estados Unidos. En caso de duda, pregunte a un local (¡y no a un camarero!).

Compras
Las tiendas y mercados en Sudamérica tienden a ofrecer una amplia gama de productos artesanales y antigüedades para el visitante. Los precios suelen ser razonables; se puede regatear en los mercados y fuera de los arrastres turísticos, pero sólo si realmente se piensa que el artículo vale menos que su precio de venta. Si decide comprar algo, sea firme – pregunte el precio y confírmelo antes de ofrecer dinero en efectivo. Sea cortés con los vendedores ambulantes, no importa cuán molesto se sienta con ellos. Recuerde que este es su medio de vida y sonría, diciendo “no, gracias” o “não, obrigado”. Compruebe que no está comprando objetos saqueados de la selva o hechos de especies en peligro de extinción.
Como regla general, las artesanías nativas suelen ser de la mejor calidad y más baratas cuando se compran cerca de la fuente. Comprar este tipo de artículos, en lugar de alternativas producidas en masa, es una buena manera de ayudar a la artesanía local y de devolver algo a las comunidades que está visitando.

Días festivos y festivales
Viajar por Sudamérica implica negociar una variedad de días festivos (feriados en español y portugués) que difieren de un país a otro. Tenga en cuenta también que, especialmente en las zonas más remotas, algunas ciudades y pueblos celebran fiestas de santos y otras fiestas locales que cierran los negocios y dificultan los viajes. Consulte con las oficinas locales de información turística (donde existan) para obtener más detalles. Los sudamericanos no son conocidos por dejar pasar una excusa para celebrar.
Todos los países de Sudamérica tienen una versión del Carnaval (conocido en español y portugués como Carnaval); la hora exacta varía, pero las celebraciones oficiales suelen tener lugar los días anteriores al Miércoles de Ceniza y la Cuaresma. Hay variaciones nacionales, por supuesto: en Ecuador, por ejemplo, las festividades están más visiblemente representadas por las luchas de agua en todo el país. Hay un par de lugares donde el Carnaval se ha hecho famoso internacionalmente, como Oruro en Bolivia y Encarnación en Paraguay. Sin embargo, el Carnaval más famoso de todos es el de Río de Janeiro, Brasil, que dura semanas antes y después de la hora “oficial” del Carnaval y es una extravagante mezcla de baile, sudor, bebida, risa y color.
Sudamérica sigue siendo en gran parte un continente devotamente católico, aunque Argentina y Uruguay son las naciones más seculares – espera muchos festivales alrededor de la Semana Santa. Muestre respeto y vístase modestamente al entrar en una iglesia o en un lugar religioso.